icono-paideia

PROYECTO

paideia

el Proyecto Paideia es la vuelta a los saberes prácticos, al aprender haciendo, mientras colaboras para la mejora de tu comunidad. Es una oportunidad basada en la metodología de Aprendizaje y Servicio, en la que cada participante llevará a cabo una acción concreta dentro del paraguas de la Fundación Plan B Educación Social, que responda al ideario de esta, así como a las necesidades de la comunidad en la que se ejecute. Esta labor será voluntaria pero con un alto grado de compromiso, ya que supondrá un aprendizaje profundo y efectivo para las personas participantes. El proceso de aprendizaje será acompañado por una persona de la fundación, ajena a la acción en sí, para poder enfocarse juntas en la reflexión del proceso de aprendizaje.

Se diseñará un proyecto de Aprendizaje y Servicio individualizado a la persona, en base a sus aspiraciones y las competencias previas que pueda aplicar en la acción voluntaria; así como las necesidades de la comunidad en la que se pueda desarrollar la acción. De esta forma cada acción voluntaria tendrá una duración concreta con sus propios objetivos para poder evaluarlos en la doble vertiente: como proceso de aprendizaje y como impacto social.

» Dotar a las personas participantes de un espacio en el que explorar sus competencias profesionales en la práctica.
» Facilitar una plataforma para sus iniciativas en base a la Educación Social.
» Acompañar su proceso de aprendizaje para fomentarlo de forma efectiva, práctica y reflexionada.
» Incidir en la comunidad a través de la acción de las personas participantes con el fin de crear cambios significativos.

El proyecto Paideia está orientado para contribuir en el desarrollo de competencias profesionales, y de iniciar a las personas en su labor profesional, de cara a fomentar su inserción laboral; por un lado en la Fundación Plan B, fruto de su proyecto individual y su iniciativa, y por otro lado en sus ideas personales como nuevo emprendimiento, o en otras entidades que puedan valorar su experiencia o las competencias adquiridas en el Proyecto Paideia.

Por lo tanto el perfil de las personas participantes se espera que sean personas jóvenes, con formación o intención de formación en el ámbito social, alta motivación para el trabajo con personas y las actividades socioeducativas. Se espera que tengan dinamismo y actitud de iniciativa propia, que concuerde con el ideario de la entidad.

La duración de la acción de aprendizaje y servicio será en todos los casos temporal, en función siempre de la programación previa, y de los objetivos que se pretendan alcanzar a través de las actividades. De esta manera se fomenta que las acciones que la persona participante desarrollará sean individualizadas a ella misma y sus aspiraciones de aprendizaje, así como el momento en el que se encuentre la comunidad en la que se desarrolle la acción. El hecho de establecer un inicio y un fin a la actividad voluntaria cumple varios objetivos de forma paralela. Por un lado evitamos el hecho de cubrir posibles puestos de trabajo de manera sostenida en el tiempo o la figura de apoyo asistencial de las personas voluntarias, como en otras entidades; y a la vez se empodera a la persona participante ya que es la responsable de sus propio proceso y de la consecución de su propio proyecto de aprendizaje y servicio.

Todos los recursos necesarios para el desarrollo de la actividad de las personas participantes serán provistos por la fundación, así como el acceso a la estructura de la entidad para acoger las posibles propuestas que puedan surgir durante el desarrollo del proyecto.

El plan de seguimiento se estructura como un proceso completo en el que el acompañamiento de las personas participantes es importante, con el claro objetivo del desarrollo de competencias y llegar a la emancipación profesional. En base a una la colaboración de ambas partes, y de una comunicación continua, efectiva y acogedora del proceso de transformación doble que la acción voluntaria producirá tanto en la persona participante, como en la comunidad.

Para ello se empieza por un encuentro inicial con la persona interesada en formar parte del Proyecto Paideia para que tanto la fundación conozca a la persona, su formación y competencias, sus aspiraciones, etc; como para transmitir a la persona el encuadre del proyecto y la naturaleza de la fundación.

Si tras esta primera toma de contacto la persona decide tomar parte de Paideia, elaborará una propuesta de actividad de aprendizaje y servicio que básicamente conteste a una sería de preguntas tipo: ¿Qué quiero conseguir? ¿Qué quiero aprender o desarrollar? ¿Qué necesidades percibo en mi comunidad? ¿En cuánto tiempo quiero o puedo desarrollarlo? ¿Qué actividades voy a promover, en cuales voy a tomar parte? ¿Con qué temporalización?

Este proyecto será revisado conjuntamente por las partes teniendo en cuenta su viabilidad práctica y su coherencia con la visión y la misión de la fundación. Si es necesario, se harán las adaptaciones necesarias para su puesta en marcha atendiendo a lo programado.

Durante la actividad la persona participante tendrá el total apoyo de la persona a cargo del proyecto y del equipo del que forme parte su actividad voluntaria. Una vez al mes aproximadamente se realizarán reuniones de seguimiento, con el resto de personas participantes en otros proyectos personales dentro de Paideia. Las reuniones de seguimiento estarán enfocadas a la reflexión sobre el aprendizaje así como a la revisión de las actividades en caso de necesitar adaptaciones según el trascurso y los cambios de esta.

Al final del tiempo de la actividad programado se establecerá otra reunión de evaluación de todo el proceso y de revisión de objetivos. En este momento se comprobará y reflexionará sobre todo el proceso, se establecerá la posible integración en el equipo de trabajo o colaboraciones con otras entidades y se acreditará y certificará su participación en el Proyecto Paideia.